¿Qué hacer si mi hámster tiene piojos?

Los ácaros pueden matar a los hámsters

A mi hámster le acaban de diagnosticar piojos. Está lleno de ellos 🙁 Le han dado una inyección de Ivermectina. He fregado su casa y todas sus cosas con lejía y agua caliente. Tengo que limpiar su casa todos los días hasta su próxima inyección (14 días).

Mis preocupaciones… Tengo 3 gatos y un loro. ¿Pueden estar infestados? Tengo picaduras en los brazos después de limpiar la jaula. Había leído que los piojos no pican a las personas pero que los ácaros sí. ¿Debería preocuparme más de que sean ácaros? El veterinario los miró con el microscopio… así que supongo que no hay error… pero me pregunto.

Si se tratara de ácaros, Revolution se encargaría de eso… los piojos puedes ir a tu veterinario y conseguir algo para eso o una cooperativa, no sabía que los hámsters pudieran tener piojos humanos… y esos piojos son visibles al ojo… los ácaros suelen ser pequeños y pueden ser blancos, ¿realmente viste algo?

Los piojos que pueden tener los roedores no son piojos humanos. Cuando mi cuadrilla tuvo piojos (7 ratas, 2 jerbos, 3+ hámsters) no fue divertido. Pero lo bueno es que los piojos son específicos de cada especie. Así que, aunque se extendieron a todos mis roedores, no molestaron a mis gatos ni a mi perro. No sé sobre los pájaros, sugeriría buscar en un sitio web específico para pájaros. La ivermectina o Revolution funcionan bien para los piojos.

Ácaros del hámster

Los ácaros del hámster son muy pequeños y, por tanto, difíciles de detectar. Sin embargo, lo que sí verás son los efectos que los molestos parásitos tienen en la piel de tu mascota. El hámster sentirá mucho picor y, por tanto, se rascará mucho. Su piel se verá roja, escamosa e irritada. El pobre animalito, además de rascarse furiosamente con sus patas traseras, se mordisqueará a sí mismo y frotará su cuerpo contra los objetos de la jaula.

La prevención es siempre el mejor remedio. Mantener los recintos limpios es el punto de partida obvio, y lavar cualquier juguete o mueble nuevo que se pretenda introducir (sólo en agua muy caliente, no con detergente). Después de cualquier brote, deseche toda la ropa de cama de la jaula y dé al recinto un buen lavado con agua caliente, y quizás con un preparado antiácaros formulado.

Para minimizar el riesgo de infestación por ácaros del hámster, otra precaución es congelar el material de la cama del hámster antes de introducirlo en la jaula. Introdúcelo en una bolsa sellada y congélalo durante cuarenta y ocho horas, y eso matará cualquier plaga presente, junto con sus huevos. Descongela bien el lecho antes de ponerlo en la jaula del hámster, y asegúrate de que no esté húmedo: a los hámsters les gusta mordisquear el lecho, y cualquier moho que haya crecido en el material húmedo será ingerido y podría provocar problemas de salud.

¿De dónde vienen los ácaros del hámster?

Si las orejas del hámster están secas y tienen un aspecto “escamoso”, puede tratarse simplemente de un problema de piel seca, un síntoma común en espacios cálidos y secos como las casas (y que también padecen los humanos). Puedes ayudar a esta condición aplicando un poco de vaselina en la parte posterior de las orejas de tu mascota una vez al día. Esto debería ser suficiente para detener el picor y mantener la piel hidratada.

La sarna es otra causa de picor en los hámsters. La sarna sarcóptica se produce por la infestación de un tipo de ácaro microscópico. Éstos hacen que la piel se reseque e irrite, hasta que se convierte en una costra. Los ácaros no son visibles para el ojo humano, por lo que hay que buscar los síntomas. Los bichos que forman costras se introducen en la piel del hámster, y la condición pronto se vuelve muy dolorosa para tu pobre mascota.

Si tu hámster tiene la piel seca por todo el cuerpo, con irritación, podría ser debido a los ácaros de la sarna. Los ácaros son pequeños invertebrados que viven en la piel del animal. En pequeñas cantidades no suponen un gran problema, pero esas pequeñas cantidades pueden convertirse muy pronto en grandes. Una vez que hay una infestación importante, puede ser muy incómodo para tu pobre mascota. Su piel se volverá costrosa, y puede haber alguna pérdida de pelo. El veterinario le recetará medicamentos para tratar el problema.

¿Qué aspecto tienen los ácaros del hámster?

“Ácaro” es un término comúnmente utilizado para referirse a un grupo de organismos similares a los insectos, algunos de los cuales pican o causan irritación a los seres humanos. Mientras que algunos ácaros parasitan a los animales, incluido el hombre, otros son carroñeros, algunos se alimentan de plantas y muchos se alimentan de insectos y otros artrópodos. De hecho, hay casi tantos tipos diferentes de ácaros como de insectos. Al igual que sus parientes, las garrapatas, los ácaros pasan por cuatro fases de desarrollo: de huevo a larva, de ninfa a adulto. Todos los estadios tienen ocho patas, excepto la larva de seis patas.

La mayoría de los ácaros nunca entran en contacto con el ser humano, pero algunos que lo hacen pueden afectar a la salud de la persona. Sin embargo, en muchas situaciones en las que se cree que los ácaros u otros artrópodos “invisibles” pican o “atacan” a las personas, no hay ningún organismo causante. La irritación puede ser real o imaginaria: real, debida a irritantes mecánicos, químicos u otros inanimados, o imaginaria, debida a un trastorno psicológico.

Este ácaro entra a veces por miles en las casas y otros edificios, provocando el pánico entre los residentes. Aunque no pican ni causan problemas de salud, los ácaros del trébol pueden ser una molestia. Si se aplastan cuando se arrastran por alfombras y cortinas, los ácaros dejan una mancha roja. Los ácaros del trébol pueden ser rojos, verdes o marrones, y tienen unas patas delanteras que son aproximadamente el doble de largas que las demás. Se alimentan de trébol, hiedra, hierbas, árboles frutales y otras plantas. Los céspedes bien abonados son sus preferidos. Los ácaros del trébol entran en las casas cuando se eliminan sus plantas de alimentación o se secan. Son más activos en otoño y se refugian en las estructuras cuando se acerca el frío, cuando mudan de piel y cuando ponen huevos. Como es habitual en muchas especies de ácaros, todos los ácaros del trébol son hembras capaces de poner huevos viables sin fecundación. No necesitan ácaros machos.