¿Qué alimenta a las ardillas del bosque?

El mundo natural y los animales son una fuente constante de fascinación para los amantes de la naturaleza. Las ardillas del bosque son especies tan abundantes e intrigantes que su comportamiento despertó el interés de muchos estudiosos. Por esta razón, en este artículo queremos abordar lo relativo a la dieta que llevan estas ardillas, sus características alimentarias y los alimentos favoritos que consumen.

En primer lugar, dejaremos claro que la dieta de las ardillas del bosque se caracteriza por que es variada, aunque depende en parte de la especie a la que pertenecen y del lugar donde viven. Su alimentación se compone de frutas, semillas, bayas, insectos, setas, hongos, así como también aprovechan los recursos que les ofrece su entorno, tales como las nueces de los árboles.

Además, se sabe que su alimentación se caracteriza por contener un alto contenido energético, en relación con el tamaño. Esto se debe principalmente a su intenso ritmo vital, que la lleva a correr, saltar y trepar todo el día para poder subsistir. Por lo general, se alimentan de alimentos pequeños como semillas, frutos y bayas.

Por último, también es interesante tener en cuenta los alimentos favoritos de las ardillas del bosque. A estas pequeñas criaturas les encantan los frutos maduros y suaves, los hongos y algunas veces, también comen la carne de insectos. En muchas ocasiones, se acercan a los comederos rápidamente en busca de semillas y nueces.

Ahora que conocemos un poco mejor la dieta diaria de las ardillas del bosque, explicaremos todos los detalles que hay que tener en cuenta para obtener una correcta alimentación, así como consejos nutritivos para evitar problemas de salud en nuestro hogar.

Índice
  1. Hábitos alimenticios de las ardillas del bosque
  2. Beneficios de una Dieta Variada
  3. Alimentos Añadidos a la Dieta
  4. Alimentos comunes en la Dieta
  5. Beneficios de los Alimentos No Tradicionales
  6. Consejos para alimentar a las Ardillas del Bosque
  7. Tipos de Comida para Ofrecer
  8. Rutinas Alimenticias
  9. Ubicación de Comederos para Ardillas
  10. Consejos Adicionales

Hábitos alimenticios de las ardillas del bosque

Las ardillas del bosque o ‘Sciurus vulgaris’ son conocidas por su hábito de alimentarse de frutos de diferentes árboles, nueces y semillas. Estas son algunas de sus comidas favoritas: bellotas, avellanas, semillas de abedul, haya, manzanas, peras y cerezas. Es habitual que estas pequeñas criaturas acudan a los árboles frutales nocturnamente para obtener su sustento.

En el invierno, las ardillas de bosque alimentan su reserva de grasas con alimentos más ricos en calorías como las nueces, mientras que nutrientes como los carbohidratos y proteínas son la base de su alimentación durante la primavera y el verano. Esto les ayuda a tener suficiente energía para la temporada de reproducción. Las nueces del abedul son uno de los principales alimentos de las ardillas durante el invierno. Se sabe que su núcleo es esencial para la nutrición de este animal.

En lo que respecta a la cantidad de comida, una ardilla ingiere en un día medio litro de granos y semillas, frutas y hongos. Esta cantidad se incrementa en los meses de invierno, cuando se consumen casi dos litros de alimentos. Además, cada vez que una ardilla se alimenta de un árbol, genera una profunda huella en la tierra, ya que se esfuerza mucho para alcanzar los frutos.

Por último, y aunque no sean una parte fundamental de su alimentación, es posible que algunas ardillas de bosque también coman insectos o incluso ratones. Esto es especialmente cierto para aquellos que viven en zonas rurales donde el material vegetal escasea. Una túmulo de ardillas puede comer 2.5 kilos de comida por semana, a lo que hay que añadir unos 1,5 kilos de ramas y material vegetal.

Beneficios de una Dieta Variada

Unas de las principales razones por las que los expertos recomiendan incluir una variedad de alimentos en la dieta de las ardillas del bosque es para beneficiarse de la gran cantidad y diferentes tipos de vitaminas, minerales, carbohidratos y proteínas naturales que los alimentos contienen. Dichos nutrientes son esenciales para el correcto desarrollo y la buena salud de los animales, así como para su correcto metabolismo. La falta de una variedad de alimentos en su dieta puede caucar problemas de salud, como debilidad muscular, deficiencias nutricionales e incluso problemas de comportamiento.

Alimentos Añadidos a la Dieta

Aparte de consumir frutos, bayas y algunas almendras, las ardillas silvestres también se benefician de la introducción de alimentos a su dieta. Estos alimentos añadidos, pueden incluir frutos secos como nueces, almendras y avellanas; granos como arroz, maíz, avena y centeno; y verduras como manzanas, zanahorias, calabazas y patatas. También se recomiendan raíces de hierbas para añadirlas a la dieta de las ardillas silvestres.

Alimentos comunes en la Dieta

Los alimentos más comunes en la dieta de las ardillas del bosque pueden variar según la región y la época del año. Durante el verano, las ardillas primordialmente consumen frutas como los fresones y las frambuesas, así como bayas como la arándano y el arándano rojo. En invierno, comen frutos como el boj y los arándanos. Otros alimentos ricos en nutrientes que consumen son semillas, frutos secos, y alimentos que encuentren en árboles y arbustos.

Beneficios de los Alimentos No Tradicionales

Introducir alimentos no tradicionales, como los granos, raíces de hierbas y bayas silvestres, también pueden beneficiar a las ardillas del bosque. Los granos y semillas naturales como el maíz, el centeno, el trigo y la avena, contienen una gran cantidad de vitaminas, minerales y otros nutrientes, los cuales ayudan a mantener en buen estado la salud de las ardillas silvestres. Las raíces de hierbas también son importantes, especialmente para las arillas que viven en zonas áridas, puesto que contienen agua para hidratar al animal.

Consejos para alimentar a las Ardillas del Bosque

Si deseas alimentar a las ardillas del bosque sabrás que a pesar de ser una actividad hermosa, debe ser realizada de la forma correcta. Para comenzar, es importante notar que no todas las especies de Ardillas consumen la misma comida. A continuación, se presentan algunos consejos para asegurarnos de satisfacer de la mejor forma a los pequeños visitantes y que gocen del mejor alimento.

Tipos de Comida para Ofrecer

Debemos recordar que las ardillas son animales omnívoros, es decir, que comen de todo. La mayoría de ellas disfrutan de alimentos naturales como frutas frescas, frutos secos, lombrices de tierra, larvas de insectos, etc. También es importante recordar que los duendes silvestres no comen alimentos grasos ni dulces, a excepción de algunas frutas.

Rutinas Alimenticias

Asegurar una rutina alimenticia para las ardillas es la mejor manera de atender sus necesidades de alimentación. Es recomendable alimentar al animal alrededor de la misma hora todos los días, de esta forma el animal se esperará el alimento en ese momento y evitamos también que se desordene el hábito alimenticio.

Ubicación de Comederos para Ardillas

Los comederos específicamente diseñados para las ardillas ofrecen un espacio seguro para el animal para que pueda alimentarse. Estos son ideal para ubicarlos, desde cierta altura, en espacios abiertos. En estos casos también es importante retirar los alimentos restantes para evitar una proliferación de microorganismos nocivos para el animal.

Consejos Adicionales

Es importante, además de preocuparse por los alimentos, realizar algunas acciones para asegurar la salud de la ardilla: limpiar los comederos con regularidad para evitar que se encuentren en malas condiciones; ubicar el comederos lejos de los depredadores; evitar dejar alimentos viejos en los comederos ya que pueden ser tóxicos para el animal y, por último, también es importante mantener el comederos a salvo del agua dado que muchos alimentos se pudren sumergidos en agua.

Jaulas para Hamster

Jaulas para Hamster

Juan Rodríguez es un biólogo especializado en zoología con conocimientos avanzados en anatomía, fisiología y comportamiento de los roedores. Tiene experiencia en el manejo y cuidado de roedores en cautiverio y en la realización de experimentos científicos con roedores, incluyendo estudios sobre la diabetes, la obesidad y enfermedades neurodegenerativas. Juan ha sido coautor de varios artículos relacionados con la investigación en roedores y su objetivo profesional es contribuir al avance de la investigación biomédica utilizando roedores como modelos animales para enfermedades humanas. Su pasión por la zoología y su habilidad para analizar datos y presentar resultados de manera clara y concisa hacen de Juan un experto en roedores altamente cualificado y capaz de contribuir significativamente al avance de la investigación científica.

También puede interesarte:

Subir