¿Cuánto espacio necesita un hámster sirio?

Vida útil del hámster sirio

Los hámsters son animales muy activos y, en estado salvaje, recorren kilómetros durante la noche. Necesitan una jaula lo más grande posible. Las razas más grandes, como los hámsters sirios, necesitarán más espacio que los hámsters enanos más pequeños.

Asegúrate de elegir una jaula lo suficientemente grande para tu raza de hámster; en caso de duda, cuanto más grande, mejor. La jaula deberá tener una superficie de suelo amplia y utilizable, así como suficiente espacio de tubos y diferentes niveles.

Los hámsters se pasan la mayor parte del día durmiendo, por lo que es muy importante que dispongan de cajas nido cómodas para descansar. En la naturaleza, los hámsters serían cazados por otros animales y es natural que quieran esconderse si se sienten asustados. Las cajas nido también les proporcionan un escondite seguro.

Tendrás que limpiar regularmente la jaula de tu hámster para asegurarte de que es un lugar sano e higiénico para él. Es mejor hacerlo por la noche, cuando están despiertos, en lugar de despertarlos y moverlos cuando intentan dormir.

Cama para hámsteres

Una jaula de hámster es una jaula diseñada para albergar a un hámster o hámsters. Las jaulas para hámsters deben tener al menos 450 pulgadas cuadradas de espacio en el suelo o más grandes como la que se muestra, aunque muchos expertos como Gernot Kuhnen recomiendan que los hámsters prosperen con tamaños de jaula más grandes[1].

Para los hámsteres de compañía, las jaulas disponibles en el mercado son de alambre o de plástico[2] Algunos propietarios de mascotas alojan a sus hámsteres en tanques de acuario o hacen sus propias jaulas de madera[2] En los laboratorios, los hámsteres se alojan en jaulas diseñadas para uso científico[2] También hay jaulas especiales para exhibición, como en una exposición de hámsteres.

Los hámsteres prefieren jaulas más grandes y quieren mucho más que el espacio mínimo requerido sugerido[6][7] Los “paquetes de iniciación” o las jaulas para hámsteres que se anuncian para los nuevos propietarios casi nunca son lo suficientemente grandes como para ser el único alojamiento de un hámster sirio, incluso cuando estas jaulas se anuncian para este fin[8].

El suelo ideal para un hámster es sólido y cubierto con lecho (alrededor de 150 mm) [9] Los hámsters que tienen lecho grueso para su suelo son más felices y gozan de mejor salud.[9] Los suelos de alambre pueden dañar las patas de los hámsters y causar pie de zapa. Para el beneficio del hámster, cubre el suelo de la jaula con un material sólido como cartón, placas de cerámica que el hámster no pueda masticar o alfombras comercializadas especialmente para hámsters[7][8] Las jaulas de alambre pueden exponer al hámster a corrientes de aire. Además, algunas jaulas de alambre permiten que el hámster arroje material de cama a través de los alambres mientras escarba, cava y juega.[8] Los corrales con paredes sólidas contienen toda la cama y evitan que las corrientes de aire molesten al hámster.[8] Los hámsters sirios son más grandes que los chinos y los enanos, por lo que necesitan un corral y accesorios para hámsters más grandes que esos hámsters más pequeños.[8][6]

¿Cuánto espacio necesita un hámster enano?

Una jaula para hámsteres es una jaula diseñada para albergar a uno o varios hámsteres. Las jaulas para hámsters deben tener al menos 450 pulgadas cuadradas de espacio en el suelo o más grandes como la que se muestra, aunque muchos expertos como Gernot Kuhnen recomiendan que los hámsters prosperen con tamaños de jaula más grandes[1].

Para los hámsteres de compañía, las jaulas disponibles en el mercado son de alambre o de plástico[2] Algunos propietarios de mascotas alojan a sus hámsteres en tanques de acuario o hacen sus propias jaulas de madera[2] En los laboratorios, los hámsteres se alojan en jaulas diseñadas para uso científico[2] También hay jaulas especiales para exhibición, como en una exposición de hámsteres.

Los hámsteres prefieren jaulas más grandes y quieren mucho más que el espacio mínimo requerido sugerido[6][7] Los “paquetes de iniciación” o las jaulas para hámsteres que se anuncian para los nuevos propietarios casi nunca son lo suficientemente grandes como para ser el único alojamiento de un hámster sirio, incluso cuando estas jaulas se anuncian para este fin[8].

El suelo ideal para un hámster es sólido y cubierto con lecho (alrededor de 150 mm) [9] Los hámsters que tienen lecho grueso para su suelo son más felices y gozan de mejor salud.[9] Los suelos de alambre pueden dañar las patas de los hámsters y causar pie de zapa. Para el beneficio del hámster, cubre el suelo de la jaula con un material sólido como cartón, placas de cerámica que el hámster no pueda masticar o alfombras comercializadas especialmente para hámsters[7][8] Las jaulas de alambre pueden exponer al hámster a corrientes de aire. Además, algunas jaulas de alambre permiten que el hámster arroje material de cama a través de los alambres mientras escarba, cava y juega.[8] Los corrales con paredes sólidas contienen toda la cama y evitan que las corrientes de aire molesten al hámster.[8] Los hámsters sirios son más grandes que los chinos y los enanos, por lo que necesitan un corral y accesorios para hámsters más grandes que esos hámsters más pequeños.[8][6]

Masticación de barras de hámster

A la hora de elegir una jaula para su hámster sirio, debe tener en cuenta varios factores. Lo más importante es elegir una jaula que sea lo suficientemente grande, segura y fácil de limpiar. Desgraciadamente, muchas jaulas que encontrarás en la tienda de animales no cumplen todos estos requisitos cuando se trata de hámsters sirios (dorados, osos de peluche, osos negros). A continuación te explicamos cómo elegir el mejor tipo de jaula para un hámster sirio y equiparlo adecuadamente.

Tus principales opciones serán una jaula de alambre (normalmente sobre una base de plástico), una jaula modular de plástico (del tipo con muchos compartimentos y tubos) o un acuario (con una tapa de malla segura). Cada estilo de jaula tiene ventajas y desventajas en cuanto a facilidad de limpieza, ventilación y seguridad.

En general, una jaula de alambre con bandeja de plástico es la más fácil de limpiar; basta con levantar el alambre del fondo, limpiar el lecho y limpiar la parte de alambre cuando sea necesario. Cuanto más compleja sea la jaula, más difícil será de limpiar, lo que es muy importante si está considerando una jaula de plástico con múltiples compartimentos y tubos. Estas jaulas pueden convertirse en una verdadera tarea de limpieza. Los acuarios no son terriblemente difíciles de limpiar, pero pueden ser pesados e incómodos de manejar a la hora de la limpieza. La limpieza de las jaulas no es una tarea divertida, por lo que mantenerla fácil hará que tener un hámster sea más divertido.