¿Cómo cuidar jerbos en casa?

Llevar a los jerbos a casa

Los jerbos son criaturas sociales y, aunque pueden mantenerse solos, se desarrollan mejor viviendo en grupos establecidos y estables (dos hembras de la misma camada son compañeras ideales, pero los machos se pelean cuando alcanzan la madurez). Un macho y una hembra se reproducen, mientras que introducir otro jerbo (adulto o joven) a un adulto solitario suele provocar una pelea.

En la naturaleza, los jerbos viven en madrigueras, por lo que hay que elegir un alojamiento adecuado que les permita hacer túneles a su antojo; los acuarios (peceras, con un tamaño mínimo de 30 galones/136 litros) son hogares ideales, ya que permiten disponer de una capa profunda de lecho, lo que permite hacer grandes movimientos de tierra sin que acabe en la alfombra. También puedes elegir una jaula para hámsteres o una jaula apilable con una base profunda que permita colocar un lecho profundo, pero elimina las ruedas de ejercicio, ya que no son adecuadas para los jerbos, cuyas largas colas pueden enredarse y dañarse en ellas.

La turba es el material ideal para las madrigueras. También hay que proporcionar una pequeña cantidad de material blando para anidar, como heno limpio y fresco u otro producto específico para pequeños roedores; la paja es demasiado gruesa para estas pequeñas criaturas y puede causar lesiones en los ojos.

Dónde colocar la jaula de los jerbos

Este artículo ha sido redactado por Pippa Elliott, MRCVS. La Dra. Elliott, BVMS, MRCVS es una veterinaria con más de 30 años de experiencia en cirugía veterinaria y en la práctica de los animales de compañía. Se licenció en medicina y cirugía veterinaria por la Universidad de Glasgow en 1987. Lleva más de 20 años trabajando en la misma clínica de animales de su ciudad natal.

Los jerbos son un tipo de mascota muy popular por una buena razón: son simpáticos, sociables, curiosos y, en general, unas criaturas increíbles. Normalmente les gusta estar en una pareja o grupo del mismo sexo (a no ser que quieras criar), pero posiblemente te encuentres con uno o dos que les guste estar solos. Aunque no son tan caros como un gato o un perro, requieren atención y cuidados diarios. Y lo que es más importante, hay que proporcionarles un hábitat adecuado que les permita excavar como lo harían en la naturaleza.

Este artículo ha sido redactado por Pippa Elliott, MRCVS. La Dra. Elliott, BVMS, MRCVS es una veterinaria con más de 30 años de experiencia en cirugía veterinaria y práctica de animales de compañía. Se licenció en medicina y cirugía veterinaria por la Universidad de Glasgow en 1987. Lleva más de 20 años trabajando en la misma clínica de animales de su ciudad natal. Este artículo ha sido visto 458.495 veces.

¿Qué necesito para un jerbo?

El calcio, en su forma iónica, desempeña un papel fundamental en el funcionamiento de muchos sistemas corporales. El control preciso de las concentraciones de iones de calcio en los fluidos extracelulares está regulado por varias hormonas. ¿Cuál de las siguientes NO participa en la homeostasis del calcio?

Merck & Co., Inc. con sede en Kenilworth, NJ, EE.UU. (conocida como MSD fuera de EE.UU. y Canadá) es un líder mundial de la salud que trabaja para ayudar al mundo a estar bien. Desde el desarrollo de nuevas terapias que tratan y previenen enfermedades hasta la ayuda a las personas necesitadas, estamos comprometidos con la mejora de la salud y el bienestar en todo el mundo.    El Manual de Veterinaria se publicó por primera vez en 1955 como un servicio a la comunidad.    El legado de este gran recurso continúa hoy en día en las versiones en línea y en la aplicación móvil.

Dieta para jerbos

En muchos hogares estadounidenses se elige un jerbo como primera mascota de un niño. Esto se debe a que los padres quieren asegurarse de que sus hijos están a la altura del cuidado de una mascota y son capaces de asumir todas las responsabilidades que conlleva tener una. Los jerbos son pequeños, no necesitan ser paseados todos los días y no requieren un compromiso de diez años.

Los jerbos son excelentes mascotas para los niños. Proporcionan infinitas horas de entretenimiento y diversión. Aunque el cuidado de un jerbo es fácil y sencillo, hay algunas cosas que los padres y los niños deben tener en cuenta antes de traer uno de estos simpáticos roedores a su casa.

A diferencia de los hámsters, los jerbos son criaturas muy sociables y una vida solitaria puede ser mala para ellos. Los estudios han demostrado que los jerbos tienen una vida más larga y saludable cuando viven con otros de su especie, mientras que los jerbos solitarios tienden a ser poco saludables, a tener sobrepeso y a tener una vida más corta. Si vas a traer un jerbo a tu casa, puede que te vaya mejor si traes dos al mismo tiempo.